miércoles, 6 de abril de 2016

Hoy no quiero hablar de mi, hoy quiero hablar de ti....
Tú.. que eres y seras mi fiel guía,
que sin ti, mi vida no existiría.


Tú.. siempre leal a tus pensamientos,
con recios y claros ideales,
en mi ser vertiste los buenos modales,
haciendo del honor y la honestidad mis cimientos.


Tú...persona fuerte aunque no lo sepas,
con el frio manto de la tristeza cubierto,
te sientes solo a cielo abierto,
caminando con pena por frías estepas.


Tú...y tu sonrisa ajada por el descuido,
con la luz guía en tus ojos desaparecida,
ayuda de los tuyos nunca has permitido,
ignorando la lagrima por ti vertida.


Tú....y tus pensamientos de un futuro sin argumento,
intentando esquivar un final imaginario,
te has olvidado de escribir en tu diario,
que la vida se vive momento a momento.


Tú....ojala supieses lo que por ti siento,
te recuerdo y no te olvido,
aun en la distancia y con aliento,
te doy las gracias por lo vivido.


Tú....padre del que ahora escribe,
palabras sinceras del corazón que describe,
te pide perdón por lo que algún día dijo,
sin olvidar que esta orgulloso de ser tu hijo.


Tú....Papá te doy las gracias de todo corazón,
si algún día te hice daño te pido perdón,
solo espero que recuperes la alegría pérdida,
y vivas la vida que te ha sido concedida.


Te quiero papá, aunque nunca de lo diga.










jueves, 17 de marzo de 2016

Un velero en el parque

Cada día paseo por el parque, suelo buscar un rincón alejado de cualquier ruido artificial, y bajo la sombra que proporciona los árboles centenarios que me rodean con sus enormes ramas extendiéndose sobre mi cabeza como protegiendome con ellas, al igual que un padre protege a su hijo con su cuerpo de un sol justiciero, me tumbo. Noto el césped recién cortado, noto la humedad abriéndose paso a través de mi ropa envolviendome con su frescor, pero es más reconfortante sentir la calidez que se filtra entre las ramas, sumiendo mi mundo en una danza de caleidoscopicos brillos mientras las hojas danzan alegres al son de la brisa. En ese momento cierro los ojos y mi mente vaga en un mar de recuerdos pasados y fantasías futuras, es imposible que mi embarcación zozobre..... Me relajo.....dejo que los buenos recuerdos laman el casco de mi pequeño velero, que los delfines salten alegres ante mi proa que taja los mares del mar de la vida a golpe de corazón, empujado por los suaves pero siempre constantes vientos de los míos. La pequeña rosa de los vientos que adorna mis cartas náuticas tiene trazos de niña y de niño es el nombre del pequeño lucero que todos los días observo en el horizonte, un horizonte al que navego guiado por la preciosa, delicada e inseparable brújula mía.....con la cual surco los mares.....con la cual llegaré al último puerto.
Observo con desasosiego las tormentas que  a veces se desencadenan en el horizonte, como acechan en la distancia, como hacen demostraciones de fuerza, descargando rayos cargados de pena, picando el mar con sus vientos huracanados...los cuales mientras aullan canciones llenas de lamentos....levantan las enormes olas de los remordimientos.....mis manos aprietan el timón del pequeño velero mientras observo esas horribles y amenazantes tormentas, las cuales cubren mi corazón con el duro cuero de la congoja, lo apretan con las cuerdas de la incertidumbre y terminan el sucio trabajo atando todo con los nudos del pasado.....-pero no es más que esoooo......-no es más que esooo....-miedoooossss..... Susurran los suaves vientos que empujan mis velas.-!!Y como miedos que son, tan solo existen en tu interior!!!.....sentencian inflando mis velas, hinchandolas con la firme convicción del que confía en mi, tensando cada cabo hasta hacerlos crujir todos y cada uno de ellos con el empuje que proporciona cada una de las palabras.
Mis manos aflojan la presión del timón a la par que los nudos de mi corazón se aflojan, y el cuero, barrido por el viento de la confianza, abandona mi corazón  quedando suspendido en el aire...atras...en el pasado.
Y así, mientras observo el incierto horizonte colmado de claros y tormentas, mi pequeño pero fiable velero surca los mares con proa al futuro, dejando atrás... tan sólo.... la estela del pasado.
Abro los ojos, el sol continua arrojando su dulce y calurosa miel sobre los árboles, filtrandose entre las hojas y derramandose sobre mi rostro, me incorporo mientras oigo las risas lejanas de los niños al jugar y los pájaros al  trinar...mis ojos terminan de adaptarse a la luz. - Ha sido un buen sentimiento, pienso mientras recorro el parque, espero volver mañana a disfrutar de otro momento en otro pequeño rincón de este parque de nombre Vida.

jueves, 3 de marzo de 2016

la carcel interior

hasta cuando me pregunto.....hasta cuando sentirme inútil, hasta cuando tener el futuro mas incierto, hasta cuando pensar que un día no podre hacerme cargo de mis hijos...que no poder protegerlos, que estaré postrado en una silla.........
   Que fácil resulta hablarle al torero desde la barrera......con cuanta facilidad se dice "no pasa nada....veras como todo va bien....si yo fuera tu, me tomaría la vida con mas calma"......-claro. suelo pensar...-dame tu salud y veras como todo me resulta de colores. En el trabajo, los compañeros me dicen que suerte tengo, hay que ver que tranquilito, sin estrés, en mi chiringuito.....joder Quirós, quien lo pillara y claro hay estoy yo, mirando al susodicho, con cara de incredulidad....respiro hondo y les respondo que hacemos el cambio, pero eso si, con la salud también.......y oye..... no se que pasa pero nadie quiere el puesto, de repente ya nadie quiere estar en ese sitio.....por que será?
   Nadie me puede negar el miedo, nadie me podrá decir que no tengo derecho a pensar que me siento inútil, que me encuentro encerrado en una cárcel de barrotes invisibles y que escapar de ella es imposible ¿ Puedo convivir con ella? ¿puedo vivir en la mas caprichosa de las cárceles, donde las celdas cambian de tamaño ha cada momento, donde los techos bajan hasta casi aplastarte el cráneo y las paredes se cierran.... se estrechan hasta el punto de no poder casi moverte? la atmosfera allí dentro es agobiante, el oxigeno es escaso y cada movimiento es pesado, lento y tras el... de obligado descanso. Los guardias vigilan todos los movimientos, son unos monstruos de seis patas, negros como la noche, con sus cuerpos mórbidos arrastrándose por el suelo dejando un rastro viscoso, de olor fétido y sonido baboso....nuca los ves, pero sabes que están hay.....arrastrándose, haciéndote saber que jamás se marcharan.
  Como ver el sol si el cielo no existe en este agujero? la bóveda que descansa encima de mi cabeza no es mas que el mas triste de los grises, proyectado por el hormigón que cubre toda la cárcel. Pero existen pequeños resquicios por los que se cuelan los rayos solares, formando haces que irradian alegría, pequeños pilares luminosos donde el polvo danza al son del viento, provocando un sinfín de destellos en un baile ascendente hasta el cielo... y es hay....en esos minúsculos altares de luz tenue, donde mi ser logra cierta calma. Me paro bajo su luz, pongo mi cara orientada hacia la fuente de calor, noto mis mejillas sonrojarse, siento que mi pecho se hincha de alegría, los brazos renacen y las piernas se hacen fuertes..... noto la vida fluir por todo mi ser, y por un momento, me olvido que me encuentro aquí dentro, condenado a cadena perpetua por un delito que no cometí.
   Existirá el día en que logre una amnistía? llegara el momento que espero todos los días? Se abrirán las puertas de esta triste prisión, donde me tienen encerrado en cuerpo y roto mi corazón?.....Anhelo la tranquilidad del sano, de la despreocupación del afortunado, que tocado en su frente con el beso de la salud, solo mira como fluye por el rio de la vida, siendo consciente que al final todo desemboca en el mismo mar, pero que es conocedor de todos los quiebros y rápidos que en el rio existe y que su embarcación es firme.....y así sí puede navegar, otros sin embargo, hemos sido arrojados al rio en un momento determinado, sin mas apoyos que los restos de nuestra embarcación.
De este modo navegamos por el mismo rio.... pero sometidos a los quiebros y las corrientes de un futuro incierto puesto que solo mantenemos la cabeza fuera de las frías aguas a golpe de no resignación, mientras realizamos esfuerzos para no hundirnos agarrados a un madero con el nombre ESPERANZA grabado en su ya casi descolorido color blanco. Y así, nos precipitamos en su torrente, zarandeados en sus caprichosos rápidos y sumergidos en sus traicioneros embudos, y en nuestra mente un solo deseo...ser encontrados y sacados de la gélida agua, ser arropados por una suave manta  y que nos susurren al oído que todo ha pasado.....que a partir de ahora navegaras tranquilo en la embarcación de nombre CURACION.
  Ese es mi deseo, no me vale tener que lidiar con el capricho de una enfermedad, no veo de recibo que mis hijos tengan que estar amarrados al cuidado de un viejo con cuerpo de joven, mi mujer se merece algo mas que una sombra de lo que un día fui, mi familia debería de disfrutar de la tranquilidad de saber que todo va como debe de ir y no preocuparse por su hijo u hermano.
!!!Quiero salir de aquí....Quiero que esta condena acabe!!!
Quiero ser libre y observar el cielo abierto, sin muros que me atrapen, ni bóvedas que me aplasten.

lunes, 15 de febrero de 2016

Flores, miedos y personajes

Me gusta contar historias, crear mundos y personajes adaptados a mi realidad, es un modo mas sencillo de expresar lo que siento, un modo menos doloroso para mi. Hay personas que me dicen que las historias no le gustan, que giran generalmente sobre guerra y batallas....que no sienten esa conexión entre el sentimiento y el personaje, que lo  sienten mejor cuando me expreso siendo yo mismo. El problema es que yo no decido lo que voy ha escribir hasta que mis dedos tocan el teclado y mi mente se pone en funcionamiento, entonces comienza en mi cabeza una sucesión de imágenes y como si de una película se tratase, nace el personaje y el entorno, en cierto modo yo no decido el tema, es mi sentimiento el que la perfila y da vida a mis pensamientos.
Se que muchos temas están relacionados con batallas, soldados, combates y el acecho de la capa negra de la esclerosis múltiple . En  fin, como he dicho en muchas ocasiones, yo mantengo una guerra civil en mi interior, donde el bando blanco de lo que me gustaría ser y el lado negro de lo que me veo obligado a ser chocan frontalmente y ambos bandos adoptan posiciones, cavan trincheras y se preparan para la lucha... Uno frente al otro....comenzando una guerra de desgaste donde los combates se suceden a diario y las treguas son marcadas por la mas delgada de las líneas.... una guerra que acabara el día que deje escapar el ultimo aliento, tal y como dijo Platón "solo los muertos ven el final de la guerra".... y así será.
Ahora bien, entre las alambradas que se extienden por todo el campo de batalla también crecen flores, pequeños brotes que se alzan poco a poco hacia la luz del sol, abriendo sus preciosos pétalos e inundando de color el campo de batalla deteniendo los combates por unos momentos.... Son esas pequeñas flores, las que me hacen fuerte, en la vida real se materializan en el beso de una esposa, el abrazo de una madre, un "te quiero" susurrado al oído de un hijo o la sonrisa de un recién nacido.
Puedo abrir mi corazón de forma total cuando tecleo e intento expresar lo que siento?? Creo que nadie puede hacerlo, siempre existe en nosotros un lado que nos asusta, un rincón lúgubre donde escondemos nuestros miedos con las raídas mantas del olvido, pensando ingenuamente que quizás así, con el tiempo, los temores se reduzcan a polvo y desaparezcan, al igual que desaparece el sol tras una nube.....creo que es hay donde radica mi problema, durante años he ido almacenando tantos miedos en mi corazón que no he dejado casi espacio para la alegría y mi modo de sacar viejos miedos ajados por el paso del tiempo es imaginando historias, las cuales suelen tener el tinte triste del fracaso, del miedo y de la resignación.
Mis personajes hablan de mi, de mis sentimientos y emociones, gracias a ellos puedo soltar o por lo menos aligerar el lastre de mis terrores.

sábado, 9 de enero de 2016

Cuando ya no se....

Cuando todo me abandona, cuando la ilusión por seguir adelante desaparece al igual que desaparecen las nubes arrastradas por el viento hechas jirones, cuando el escribir no consuela.. No llena..las palabras carecen de sentido y sentimiento...
Cuando el peso del cuerpo se hace insostenible y siento como los músculos pesan al igual que pesa una armadura. Cuando las lágrimas no brotan porque ya no encuentro razónes por las que verterlas, exhausto....vacío.
Cuando mi piel pertenece a otra persona, una persona malvada que no me deja sentir ni la piel de mis hijos....
Cuando la tristeza invade lo más profundo de mi ser y se instala en mi corazón, hundiendo sus garras....mordiendo a cada latido.
Cuando el velo de la oscuridad pasa rozando mi cara sumiendo mi mundo en tinieblas.....espesas....pesadas.
Cuando ya no se.......apareceis vosotros.
Cuando ya no me sostengo y mi cuerpo pesa....estáis hay a mi lado..... Sosteniendo mi peso....aguantando mi alma.
Cuando las lágrimas desaparecen de mi faz.....brota en las vuestras como símbolo de union, como muestra de sentimiento único.... Gotas de impotencia.... Lágrimas de frustración.
Cuando mi piel muda.... Y la simple y vacia carcasa que porta mi cuerpo se funde en mis músculos....insensible y dolorosa, vuestra piel me toca...me envuelve.....arropandome al igual que una madre arropa a su recién nacido.
Cuando no se donde esta el camino, cuando todos los senderos se cubren de espinos haciendo que miles de sus duras agujas se claven en mis pies al caminar y en mis manos al cubrirme.......la espada de vuestra presencia me aclara el camino, apartándome de los escabrosos senderos con vuestra compañía y guiándome con el farol de vuestra paciencia......
Cuando ya no se como escribir lo mucho que os agradezco a cada uno de vosotros que compartáis un poco de vuestras vidas conmigo.....apoyándome cuando las fuerzas fallan....sosteniendome para que no caiga y levantandome cuando la caída es inevitable.......
Cuando ya no se........solo se....que os QUIERO.

jueves, 3 de diciembre de 2015

Hoy echo de menos

Lo siento, soy egoísta en este punto y no me importa reconocerlo, me Jode ver estos días a mis excompañeros de unidad compartiendo abrazos con otros, son días de fiesta para todos los infantes menos para mí....
echo de menos las noches de patrulla, frías noches caminando envuelto en oscuridad con la luna vigilando mis movimientos, escuchar a mis soldados y sus risas en torno a los hornillos humeantes, compartiendo algo más que la comida de combate que cada uno porta en su mochila.....compañerismo.
echo de menos despertar bajo el cielo estrellado, recoger mi vivac, colgarme el equipo, el fusil y caminar acompañado de las mejores personas que existen, avanzar con el cuerpo cansado y cargado de material, día si y día también, sabiendo que una misión solo acaba cuando comienza otra....
echo de menos estar vestido de uniforme, un derecho que me gane con mucho esfuerzo y alguna que otra lágrima, portar esas ropas que solo unos cuantos portan, sabiendo de la importancia que supone defender la bandera que lleva en su hombro.
echo de menos los movimientos tácticos, los preparativos donde todos ponemos caras del que sabe lo que se viene encima, las largas horas de espera hasta que se inicia el movimiento, donde compartimos risas en círculos o dormítamos tres cabezas en la misma mochila tendidos los cuerpos, conscientes de las horas sin dormir que se avecinan.....
echo de menos las aproximaciones, hombres que avanzan al son de los acontecimientos, donde la misión de  llegar a la zona asignada en la hora h es la mayor se las prioridades, avanzar bajo un sol de justicia, arropados por la mayor de las lunas, inmersos en espesas nieblas o envueltos en la ventisca.....la misión es avanzar y alcanzar el objetivo.
echo de menos el asalto, cuerpos avanzando bajo el fuego de cobertura, cuerpos que caen al suelo con el cansancio a la espalda junto con su equipo, cuerpos a los que les falta el aire pero que saben que su cobertura es primordial para el avance del compañero, así que busca un objetivo y abre fuego.....
Y todos sucede sin solución de continuidad, cruzar una alambrada a la carrera mientras intentas quitarte de la garganta el picor del los botes de humo, penetrar....limpiar....consolidar....todo eso echo de menos.
echo de menos quitarme el casco y el auricular, mientras saboreo un trago de agua de una cantimplora que un compañero me acerca y su sabor plastificado se mezcla con el del sudor y la pintura de camuflaje.....mientras piensas que cosas peores habrás bebido.
echo de menos acabar el movimiento y regresar a casa, donde todo huele mejor, sabe mejor y se está más cómodo.....dormir en la cama es un regalo para el cuerpo cansado.
Todo esto echo de menos y tu.... caprichosa enfermedad me lo has arrancado todo de golpe, al igual que una bala acaba con la vida de una persona, tu me disparate en varias zonas de mi cuerpo..... Mutilando partes de mi ser en forma de cicatrices, inutilizandome para el servicio que quería desempeñar.
Hoy echo de menos muchas cosas....risas, llantos, alegrias y enfados típicos de aquellos que pasan muchas cosas juntos......pero a ti no...a ti no te echo de menos.

sábado, 28 de noviembre de 2015

Algo personal

Regreso a las calles que me vieron crecer, mentalmente vuelvo a sentirte, retazos de recuerdos invaden mi mente, mis ojos se llenan de lágrimas cuando la imagen de un niño que juega con sus amigos en el monte lanzándose a un columpio fabricado en cuerda y un palo a modo de asiento, invade mis recuerdos.....que feliz era cuando el chándal machado de hierba era la máxima preocupación en un niño. Cuanto se añora las tardes de verano, aquellas que transcurrían en alguna ladera del pueblo, con una paja en la boca fingiendo ser cigarrillos o los días de playa donde uno se dedicaba a correr por la orilla salpicando a las personas mayores y buscando otra cuadrilla de chicas con las que tontear.
Cuanto hecho de menos ser un niño, cuanto hecho de menos correr por el monte haciendo cabañas... de bajar la cuesta de la muerte con una vieja bicicleta con el único freno de meter la puntera de la zapatilla entre el cuadro y la rueda....de tirarme en goiti-behera con la sola indicación de un amigo que gritaba si se acercaba algún coche, mientras uno bajaba tumbado en el chasis de madera con los rodamientos aullando en el asfalto y las zapatillas, Las mismas que usábamos para parar las bicis, Servían nuevamente de freno....De jugar un partido de futbito haciendo de porterías los árboles de la alameda o los bancos de Isidro setien....De lanzar a porterías imaginarias o trazadas con tiza en cualquier pared.....De saltar al agua desde San Juan y cruzar el puerto a nado hasta San pedro o los días más osados, cuando me lanzaba al agua desde puntas...
Pero a igual que se añora lo bueno, lo malo se queda pegado como el galipó al cuerpo, adherido a tu piel y tu corazón, marcando los pasos de lo que en un día te convertirás....recuerdo muy bien cuando mi madre me mando tirarme al suelo mientras intentaba que no viera como un grupo de personas increpaba contra mi padre en una manifestación en contra de los sindicalistas españoles, jamás se me olvidará el tener que borrar las pintadas en su contra escritas por el pueblo, siempre fue para mi motivo de risa el día que alguien nos encerró en casa atando una cuerda desde la puerta de casa a la baranda de las escaleras hasta que fui consciente de los motivos,  eran los ochenta y una familia española con acento andaluz fue a vivir a uno de los pueblos más rancios políticamente hablando....
Fui un día paseado con un cartelito que rezaba ESPAÑOL por un grupo de niños algo mayores que yo....y yo no comprendía el arranque de ira de mi madre que me decía a gritos que me fuera para casa, mientras luego se encaraba con la madre de uno de ellos..
La sensación de no encajar, la triste sensación de tener que ser alguien que no quieres pero que debes, si quieres tener amigos en la adolescencia, por que el círculo social giraba en torno a lo político....
Pero no todo lo que soy, ni mi carácter al completo se debe a lo político, esta, por supuesto, el coqueteo con la droga, la edad pide acción y en mi caso fue las drogas, desde lo fumado a lo inhalado y tragado.....por supuesto, esto último fue mi decisión y nadie me obligó. Largas noches de fiestas y no tan festivas en el local amenizaron mi juventud, hasta que las cosas se empezaron a ir de madre con malos viajes, los cuales me pusieron al borde del precipicio y la decisión era clara.... O acabo mal....o dejo a mis amigos, amigos de la infancia, de los que pase las tardes en las cabañas, columpios y playas.
Y aquí estoy, sentado en un parque junto con mis dos perros y siendo padre de de una niña preciosa y un niño por nacer en breves, con 38 años y marido de una mujer maravillosa mientras pienso....porqué hecho de menos lo que dejó atrás sin pararme a pensar lo que pasa a mi alrededor, en mi, en mi familia y amistades sinceras lejos de donde crecí en estos momentos? Porque siento tristeza por algo que disfruté??  La respuesta es sencilla, todo tiempo pasado es mejor porque el presente es incertidumbre y el futuro incierto. Pero ahora que lo escribo todo, las cosas pasadas adquieren menos importancia y pienso....si cada paso que di en la vida me ha conducido a este momento, no me arrepiento de nada, ni de mis aciertos y por supuesto de mis errores, porque de los aciertos se disfruta y de los errores se aprende.